MENSAJE DEL GOBERNADOR CARLOS JOAQUÍN EN EL CENTRO INTERNACIONAL DE NEGOCIOS Y CONVENCIONES DE CHETUMAL CON MOTIVO DE SU SEGUNDO INFORME DE GOBIERNO

Señoras y señores:

Están por cumplirse dos años de gobierno. Vengo con respeto y seriedad para informar de las acciones realizadas en la administración pública. Hoy es un momento clave para analizar dónde estamos y recordar a dónde vamos, lo que hemos hecho desde el gobierno para tener más y mejores oportunidades para la gente, y con ello mejorar su calidad de vida y la de sus familias, evaluar lo que hemos avanzado juntos, los aciertos y las fallas, los logros y los faltantes, lo que hay que consolidar y lo que hay que modificar.

Permítanme partir de una reflexión retrospectiva.

La voluntad de cambio de los quintanarroenses, en julio de 2016, significó un momento decisivo, tanto para su desenvolvimiento actual como para el rumbo que ha de seguir su historia. A quienes nos toca vivirlo, debemos enfrentar con constancia y persistencia lo que ello implica. El reto ha sido cambiar de manera responsable lo que está mal y conservar lo bien hecho, sin dejar de crecer. Por eso, la clave está en el tipo de crecimiento que se impulsa.

La gente nos dijo cuáles eran sus prioridades, porque lo fundamental ha sido escucharla. A partir de ello, establecimos el rumbo. Nuestro plan de ruta se concreta en tres grandes objetivos y dos ejes transversales. El primer objetivo ha sido mantener el crecimiento económico sostenido y sustentable. El segundo es disminuir las desigualdades, y el tercer objetivo es impulsar la justicia para todos.

En los tres objetivos, incorporamos dos ejes transversales que están recurrentemente presentes en cada uno de ellos. El primer eje es la participación ciudadana. Ha sido fundamental su presencia activa y valiente. Tendremos que ir construyendo una relación cada vez más cercana para que el gobierno escuche y actúe.

Desde el gobernador hasta el servidor público recién incorporado, tenemos la consigna de estar próximos a los ciudadanos para atenderlos y resolver sus demandas, para que así, juntos, edifiquemos el futuro que queremos. Juntos somos más fuertes, no nos quepa la menor duda.

El segundo eje transversal es la coordinación y colaboración interinstitucional. Por un lado, acrecentar la respetuosa vinculación con los poderes legislativo y judicial, que han sido y serán fundamentales; y, por otro lado, establecer una buena y fructífera relación con el gobierno federal y las autoridades municipales. Así lo hemos hecho y lo seguiremos haciendo, en todos los frentes y las acciones del Gobierno del Estado.

Todos debemos tener claro que han pasado los procesos electorales y es la hora de trabajar en equipo. Reconozcamos y sintámonos orgullosos de nuestro pluralismo, de la diversidad de opiniones que revelan la existencia de una sociedad democrática participativa, con autoridades respetuosas de la decisión de los electores y de la ley, que saben conciliar sus diferencias a través del diálogo y trabajar en bien del ciudadano.

Ése es el Quintana Roo que visualizamos y al que aspiramos, un Quintana Roo moderno, confiable, ordenado, seguro, y con más y mejores oportunidades para todos. ¡Hacia allá, juntos avanzamos!

Estimados amigos:

Nuestro primer objetivo ha sido un crecimiento económico sostenido y sustentable. En México y en el mundo, conocen y reconocen nuestras ventajas económicas, las valoran y les dan una posición importante en la decisión de sus inversiones y de sus viajes. Juntos hemos venido trabajando para mantener ese atractivo perfil económico. Resultado de ello es que estamos entre las entidades que lideran la expansión económica de México, creciendo al 4.5 por ciento en el primer trimestre de este año.

Mantener un crecimiento sostenido por arriba de la media nacional, ha implicado un esfuerzo colosal, porque crecemos cumpliendo las obligaciones descomunales de una deuda contraída de manera irresponsable. Ahora crecemos con un ejercicio del gasto responsable y focalizado, tenemos mayores ingresos y la salida fácil del endeudamiento dejó de ser una alternativa para el financiamiento público. Ello nos ha permitido rescatar nuestro buen perfil en las calificadoras internacionales. Standar and poors mejoró su calificación relativa a nuestra capacidad para cumplir las obligaciones financieras en relación con otras entidades. Ésa es una magnífica señal para los mercados y los inversionistas, da apertura para la diversificación económica y avizora un despegue turístico e industrial en el sur del estado.

Para lograr ese nivel de crecimiento económico sostenido y sustentable estamos trabajando en tres estrategias. La primera consiste en fortalecer el impulso de nuestros destinos turísticos de clase mundial. Somos la entidad federativa con los factores de competitividad turística mejor calificados del país. Nuestro potencial nos ubica entre los destinos más solicitados en las mejores agencias de turismo en el mundo. Tenemos una oferta natural y cultural única y contamos con el talento y calidez de nuestra gente, los mejores prestadores de servicios turísticos, empresarios comprometidos que apuestan por quintana roo y un gobierno responsable y serio.

Ésta es la fuerza de este equipo, juntos trabajamos permanentemente en todos los ámbitos del turismo, con oferta de productos para todos los segmentos. Nuestro objetivo común es satisfacer la expectativa de nuestros turistas y visitantes, y proporcionarles una experiencia de viaje inolvidable. Los resultados están a la vista: somos el principal destino turístico de playa de América Latina.

Este año recibimos a casi 16 millones de visitantes. Eso significó un crecimiento del 4.3 por ciento, lo que nos consolida como líderes indiscutibles y ubicó a México en el sexto sitio del ranking mundial. El Caribe mexicano es el destino número uno en el mundo con mayor arribo de turistas internacionales de cruceros. En el último año, arribaron a nuestros puertos más de cinco millones de cruceristas.

Sólo Cozumel capta el 16 por ciento del mercado mundial de turistas de cruceros, y, con la actividad del muelle de Mahahual, somos la entidad federativa con mayor arribo de turistas en sus costas. Ocupamos el primer lugar nacional en la generación de divisas turísticas. Tan sólo en 2018, registraron un monto de 10 mil 779 millones de dólares, cantidad mayor en 1.5 por ciento que el año pasado.

La ocupación hotelera es superior a la media nacional y sobresale por registrar la tercera parte de las habitaciones disponibles con la categoría de cinco estrellas y gran turismo en México. Durante este año, se ha mantenido un nivel de ocupación del 80 por ciento en promedio, lo que prácticamente implicó temporada alta todo el año.

Cabe destacar, que por primera vez en nuestra historia, el sur del estado logró en varias épocas del año niveles de ocupación similares a los del norte, lo que está motivando el interés de inversionistas y emprendedores. Estos logros no son fortuitos. Reitero que juntos, en equipo, hemos trabajado duro para conseguirlo, y lo seguiremos haciendo para honrar nuestro compromiso de dar más y mejores oportunidades para todos en promoción. Para continuar posicionado nuestras marcas en los diferentes mercados del mundo, creamos el Consejo de Promoción Turística de Quintana Roo, que sustituye al esquema de fideicomisos. Con ello pretendemos tener un mayor poder de negociación para reducir costos de medios y herramientas de promoción.

En este 2018, estamos invirtiendo 207 millones de pesos en 116 campañas de promoción dirigidas a los mercados nacional, estadounidense, canadiense, europeo, latinoamericano y asiático.

La infraestructura turística juega también un papel esencial para la conectividad y la calidad de nuestros destinos. En materia de conectividad, incrementó su capacidad para recibir turistas extranjeros con la inauguración de la terminal 4. Este esfuerzo de conectividad, sumado al trabajo de promoción, ha dado como resultado la apertura de 27 nuevas rutas aéreas, de las cuales cuatro son nacionales y 23 internacionales.

Nuestros servicios portuarios se mejoran constantemente. Alcanzamos un incremento de casi 11 por ciento en el número de cruceros que arribaron, y en llegada de cruceristas un aumento del 13 por ciento.

Nuestras inversiones, en la conservación de los cinco mil 797 kilómetros de carreteras y caminos, garantizan el flujo continuo de visitantes, y amplían las oportunidades de diversificar la inversión en todas las regiones del estado.

Con la incorporación de dos nuevas redes de fibra óptica, creció 100 por ciento la oferta para conectividad a Internet. Garantizamos la comunicación desde Cancún hasta Chetumal, un elemento sustantivo en las preferencias de nuestros turistas.

Con el desarrollo y la ampliación de la conectividad en el estado por mar, tierra y aire, avanzamos en la integración del sur con el norte del estado. Así vamos sincronizando las distintas velocidades de crecimiento, enlazándolas productivamente y generando con ello más y mejores oportunidades de empleo.

Además de la inversión en infraestructura de conectividad, estamos trabajando en mejorar la infraestructura turística en los destinos. Destaca el proyecto de Parque Cancún en su primera y segunda etapas, con una inversión de casi 40 millones de pesos.

En los próximos cuatro años, impulsaremos la mejora en nueve destinos prioritarios: Cozumel, Holbox y Chiquilá en el norte del estado. Playa del Carmen y Tulum en el centro, y Chetumal, Calderitas, Bacalar y Mahahual en el sur.

Este año arrancamos ya en los primeros de ellos, principalmente en obras que no se ven, pero que son cruciales para el bienestar de los pobladores de los destinos. y para la satisfacción de los turistas.

Holbox presentaba una situación crítica. Con la participación de la gente, iniciamos en varios frentes. Se están modernizando y rehabilitando las redes de agua potable, y se repuso el buen funcionamiento del cárcamo de aguas residuales. Invertimos en el equipamiento y mejoramiento de la imagen urbana de la isla. Además, con la donación de más de cuatro mil 300 litros de pintura y la mano de obra de los pobladores, se inició el mejoramiento de fachadas.

En Chiquilá, se inició la rehabilitación y la ampliación de la red de agua potable y la compra de equipamiento hidráulico. Adicionalmente, se realizó la construcción del parador turístico de Yum Balam.

En Cozumel, realizamos acciones de mantenimiento y mejora de imagen urbana, y trabajamos en la rehabilitación de la infraestructura hidráulica de agua potable. Un esfuerzo importante son los trabajos en la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales el colector de drenaje sanitario y la sustitución parcial de las tuberías del alcantarillado.

Tulum se consolida como un destino de clase mundial. En 2017, la zona arqueológica de Tulum fue la tercera más visitada del país. La afluencia de visitantes llevó a tener una ocupación hotelera del 78.8 por ciento en promedio anual, y una derrama económica de más de 957 millones dólares. Para fortalecerlo, se están implementando proyectos de desarrollo ecoturístico y de arqueología. Destacan el proyecto de mejoramiento integral del primer cuadro de Tulum en su primera etapa, los trabajos en la cabecera municipal de la red de agua potable y el aumento de la cobertura de la red de drenaje sanitario.

Bacalar también está creciendo turísticamente. En 2017 tuvo una ocupación hotelera de 50.4 por ciento y una derrama económica de siete millones 900 mil dólares, y la tendencia en 2018 es creciente. Para ello será clave el proyecto de modernización de la carretera federal 307 en el tramo Tulum- Bacalar.

Iniciamos un programa de pavimentación continua, y para atender la creciente demanda de agua potable se trabajó en la perforación de pozos de captación, su equipamiento y el suministro e instalación de equipo en la estación de bombeo.

En la cabecera municipal realizamos los proyectos ejecutivos de infraestructura sanitaria de la zona urbana y localidades involucradas del sistema lagunar Bacalar. En materia de certificaciones y distintivos, avanzamos. Destaca nuestro liderazgo como primer lugar nacional en distintivo “h” por la higiene, en el manejo de los alimentos, y en el distintivo “s” como un reconocimiento a las buenas prácticas sustentables. Tenemos que acelerar el paso en lo faltante.

Como una mejora regulatoria turística integral, y el impulso a los segmentos de turismo ecológico, rural, arqueológico, gastronómico y de salud.

Debemos mantenernos unidos y trabajar para enfrentar y resolver los difíciles problemas que se nos presentan.

Ante la problemática del arribo atípico del sargazo al mar Caribe, que está afectando no sólo nuestras playas, sino también las de Miami, Punta Cana y San Pedro, entre otras, avanzamos en el diseño de un modelo de atención integral y la búsqueda de nuevas soluciones. A pesar de escuchar las opiniones de especialistas, relativas a no poder contrarrestar los fenómenos de la naturaleza, no nos quedamos con los brazos cruzados y hemos tomado medidas de control. Trabajamos en un plan de acción para el sargazo en el corto, mediano y largo plazo, denominado pas.

Estamos trabajando en tres niveles de contención del sargazo: en altamar, en aguas someras y en la playa. Actualmente, estamos colocando en el mar barreras ecológicas que capturan el alga al igual que embarcaciones que evitan la llegada del sargazo a nuestros destinos turísticos de Cancún, Playa del Carmen, Mahahual, Tulum, Isla Mujeres, Puerto Morelos e Xcalak.

Nuevamente expreso mi gratitud a los miles de ciudadanos, a los empresarios, comunicadores, legisladores federales y locales, alcaldes, prestadores turísticos, servidores públicos, científicos y académicos con quienes estamos trabajando mano a mano.

Debemos seguir trabajando conjuntamente, frente a las alertas que eventualmente nos han emitido algunos países. Ello nos ha permitido actuar de manera coordinada ante situaciones desfavorables. Esto, más que preocuparnos, nos ha ocupado en mejorar los mecanismos y las estrategias para proteger a nuestros turistas y responder oportunamente.

Juntos también hemos logrado remontar las campañas de publicidad adversas, promovidas por nuestros competidores internacionales. Por citar un ejemplo, durante la primera parte de 2018 tuvimos una disminución en las reservaciones de los turistas norteamericanos. Al tener conocimiento de ello, inmediatamente actuamos. Iniciamos una intensa estrategia de promoción de más de 150 millones de pesos en nuestros mercados tradicionales norteamericanos que habían sido desatendidos desde hace tiempo. Con ello, aunado al apoyo de los touroperadores mayoristas se logró detener la caída y trabajamos por recuperar los niveles anteriores.

Cabe señalar que, a pesar de lo que he comentado, la ocupación en nuestros destinos no disminuyó gracias al incremento en la afluencia de turistas sudamericanos, europeos y el turismo nacional, lo que refuerza la importancia de seguir atendiendo todos nuestros mercados.

Unidos seguiremos adelante.

En el futuro inmediato, empezaremos grandes proyectos para los próximos cuatro años que fortalecerán a nuestro estado como líder turístico indiscutible: terminar el Parque Cancún, construir el puente vehicular Nichupte? y del puente Bojórquez, inaugurar el Museo del Mestizaje de Chetumal, ampliar y modernizar la carretera federal 307 en el tramo Cancún – Chetumal, y construir el tren Cancu?n–Tulum –Bacalar. Con este proyecto, nos sumaremos a la propuesta regional de construir el tren maya, que encabeza el presidente electo de México, licenciado Andrés Manuel López Obrador.

La segunda estrategia para mantener un crecimiento económico sostenido y sustentable es el fomento de la productividad y la generación de empleos para que las familias tengan más oportunidades y vivan mejor. Somos el estado con la mayor tasa de crecimiento en la generación de empleos formales en todo el país. Se generaron 34 mil 388 nuevos empleos formales en el año de 2018, superando la cifra del año anterior que fue de 32 mil 85 plazas laborales.

Esto no es una sorpresa, ni producto de la casualidad. Juntos, empresarios y gobierno, trabajamos intensamente para mantener dinámica de la economía y consolidar el mercado laboral. Por ello focalizamos nuestra atención en vincular a los empleadores con la fuerza de trabajo desocupada. En el Programa de Apoyo al Empleo, se logró colocar en empleos formales o actividad productiva a 10 mil 237 buscadores de empleo, se realizaron nueve ferias de colocación laboral en las que se atendieron a siete mil 192 buscadores de empleo, de los cuales 2 mil 460 lo encontraron.

En estas acciones, ofrezco mi agradecimiento a las cámaras y organizaciones empresariales que han participado, porque tienen un papel esencial. A la par, trabajamos en generar las condiciones para mejorar la productividad personal y laboral con múltiples acciones de capacitación y asistencia técnica a los quintanarroenses.

En los diversos programas institucionales dirigidos al mercado turístico e inmobiliario, al comercio y los servicios administrativos, y a la producción del campo, se han capacitado a más de 60 mil personas.

Otra vertiente esencial del esfuerzo institucional es la relativa al financiamiento de las microempresas, la emprendeduría y el autoempleo, así como el apoyo en especie a los productores del campo. Especial mención merecen los programas dirigidos a las mujeres quintanarroenses como el programa Mujer Emprende, el programa de Mujer MIPYME, el programa de Crédito a la Palabra a Mujeres Emprendedoras y el Programa para el Fortalecimiento de las Capacidades Productivas de las Mujeres. A partir del próximo año, incrementaremos los apoyos y los esfuerzos para que tengan más y mejores oportunidades para mejorar su actividad productiva, en beneficio de sus familias. Sin duda, en Quintana Roo, las mujeres siguen siendo el punto de partida y de retorno de nuestra sociedad. Mi reconocimiento y compromiso con todas ellas.

Finalmente, trabajamos en el acompañamiento de la comercialización de los bienes y servicios que ofrecen.

Destacan los programas dirigidos a los jóvenes emprendedores, las ferias innovadoras y el programa Hecho en Quintana Roo. Tenemos avances, pero aún nos falta mucho para consolidar nuestro objetivo. Hay que reconocer que la distribución de los empleos generados es muy asimétrica regionalmente. Falta promover las condiciones para que crezca el número de empleos en el sur del estado, y, a la par, que haya más emprendedores. No he olvidado mi promesa de campaña de detonar el crecimiento económico del sur, y en especial, la generación de empleos en Chetumal.

Con la disciplina fiscal que hemos llevado, en los próximos años iremos avanzando en esa meta. Es un compromiso y lo voy a cumplir. También debemos entender que hay que mejorar las condiciones de los trabajadores del norte del estado. No sólo necesariamente con mejores salarios, sino también en su movilidad urbana, y en la calidad de los servicios públicos a los que tienen acceso. Ésas deben ser las metas para los próximos cuatro años: más empleos en el sur, y mejores condiciones para los trabajadores del norte.

En el sur, estamos ya muy cerca de concretar proyectos de gran envergadura que van a detonar su crecimiento económico y, por ende, la generación de empleos como el Parque Industrial con Recinto Fiscalizado Estratégico y la Central de Abastos, ambos en Chetumal.

Trabajamos también en la estrategia de conectividad digital, que permitirá potenciar las relaciones comerciales. Seguiremos insistiendo en detonar la zona arqueológica de Ichkabal, continuar con el desarrollo del Canal de Zaragoza, crear un ambicioso programa integral para el campo y, por supuesto, el tren maya y la apertura de nuevas rutas turísticas que vendrán asociadas.

En el norte, estamos trabajando en proyectos de movilidad urbana e infraestructura como los estudios de movilidad en Cancún y Playa del Carmen y el teleférico de Cancún.

Sigamos trabajando día a día. Ése es nuestro fuerte: el trabajo. Somos un pueblo trabajador. El trabajo es la forma más digna de vivir y de sentirse útil. ¡Por un Quintana Roo con empleos dignos, juntos avanzamos!

La tercera y última estrategia para mantener un crecimiento económico sostenido y sustentable es la relativa al crecimiento ordenado de las ciudades y las comunidades. La reciente experiencia, con la invasión masiva de sargazo, nos vuelve a exigir reflexionar sobre la relación de nuestro desarrollo con el medio ambiente en que vivimos.

Después de platicar con los científicos y académicos sobre la contingencia, llegamos a una conclusión: somos una comunidad costera, pero no nos reconocemos como tal. No es sólo mar y no es sólo tierra: es la interacción de mar y tierra. Según los científicos, la costa es uno de los ecosistemas más ricos y frágiles del planeta. Es muy probable que en el ecosistema costero haya surgido la vida.

México es un país con un gran territorio costero, pero históricamente ha ignorado esta rica región como tal. No es reconocida en la planeación nacional o regional. No existen instituciones de gobierno que normen su desarrollo. Es más, no tenemos una ley de costas como si la tienen otros países. Se le administra sectorialmente: pesca, puertos, turismo, o se le incorpora en otros ambientes como parte de las zonas marinas o continentales.

En el caso de nuestro estado, la situación es más peculiar, porque no sólo vivimos en una zona costera, que de por sí es ya frágil y compleja ambientalmente. Vivimos en una zona costera en el trópico. Eso lo hace doblemente frágil. De ese maravilloso binomio de costa y trópico, se derivan nuestro mar turquesa, nuestras playas blancas, la maravillosa selva tropical (con sus venados, jaguares y cocodrilos), y nuestros cenotes y lagunas de colores. Todo este contexto es lo que nos hace ser como somos, nos da identidad.

Hoy no tenemos un marco institucional adecuado que guíe nuestro desarrollo. Vivimos permanentemente queriendo modificar el entorno natural sin darnos cuenta que ello es lo que nos da identidad y es base de nuestro crecimiento económico. Debemos crear leyes e instituciones que preserven esa especial manera de vivir y aseguren que todos la respetemos.

No podemos seguir viendo a la naturaleza como nuestra adversaria. Por eso debemos cambiar la visión de nuestro desarrollo y reconocernos como lo que somos: un estado costero. A partir de este enfoque, estaremos trabajando en el crecimiento ordenado de las ciudades y comunidades de Quintana Roo, bajo un esquema de manejo integral costero.

Eso requiere tener normas adecuadas. Ya emprendimos una reforma urbana basada en el ordenamiento territorial y la planeación urbana. Ambos son instrumentos para el desarrollo social y económico, la protección ambiental costera y el respeto a los derechos humanos universales. A partir de eso, estamos trabajando en el programa estatal de ordenamiento territorial, que contará con una estrategia que permitirá? establecer y definir los proyectos detonadores estratégicos que impulsaran el desarrollo del estado.

Un ejemplo de ello es la actualización del Programa Metropolitano de Cancu?n. Incluirá también mecanismos de planeación para la dotación ordenada de servicios públicos, las características de los programas de regularización de la tenencia de la tierra y de dotación de vivienda, y un tema clave del proceso de ordenamiento, que es el de movilidad en las ciudades. Hemos ya avanzado en ello.

Afrontamos el reto de construir un marco legal moderno y eficiente que regule el transporte pu?blico. Publicamos la Ley de movilidad, que establece las bases para su planificación, regulación y gestión, garantizando nuestro poder de elegir la opción que nos permita un desplazamiento efectivo, seguro, de calidad y sustentable. Adicionalmente, avanzamos en Cancún con un plan integral de movilidad sustentable para el proyecto de metrobus impulsamos una ambiciosa estrategia de ordenamiento ecológico costero. Ya se avanzó con los programas de Bacalar, Felipe Carrillo Puerto y Tulum, consiguiendo que el 45 por ciento del territorio estatal se encuentre debidamente ordenado ecológicamente.

Trabajamos continuamente en labores de inspección para la protección ambiental, y regulamos el avance del crecimiento con evaluaciones y auditorías ambientales. Con el apoyo de la comunidad, vigilamos las a?reas naturales protegidas del Santuario del Manati? y la Laguna de Bacalar.

Creamos el Instituto de Biodiversidad y Áreas Naturales Protegidas, para salvaguardar y fomentar el uso sustentable de nuestros recursos, fortalecer el sistema de a?reas naturales protegidas estatales y procurar el bienestar animal. Se le da puntual seguimiento al desarrollo del Proyecto de Reproducción y Siembra de Corales en el Arrecife Mesoamericano. Tenemos hasta la fecha un total de produccio?n de 32 mil 305 colonias de coral en lo que va de la administración. Con ello, continuamos cumpliendo el compromiso de campan?a de producir 260 mil colonias de coral, durante los seis an?os de mi gobierno. Seguiremos avanzando en esta línea.

Hay proyectos muy importantes en curso para los próximos años: la recuperación de playas en Cancún, Playa del Carmen, Holbox, Cozumel e Isla Mujeres; trabajar con Yucatán y Campeche en un ordenamiento regional de toda la península; impulsar la Ley para la prevención y gestión integral de los residuos sólidos, que tiene entre sus principales aportaciones el fortalecimiento del reciclaje, la prohibición de bolsas de plástico, popotes y unicel, así como una gestión integral enfocada a una economía circular; aplicar la Ley de asentamientos humanos que, junto con la Ley de acciones urbanísticas, busca el desarrollo ordenado, sustentable y equilibrado de Quintana Roo para construir mejores ciudades con una calidad de vida digna; y crear el Centro Quintanarroense de Manejo Integral Costero, como un espacio de investigación y de gestión ambiental.

Estimados amigos:

Sin duda, nuestro objetivo es impulsar un crecimiento económico sostenido y sustentable, y hoy lo sustentable pasa por reconocer a Quintana Roo como un estado costero. Vivimos queriendo modificar el entorno natural sin darnos cuenta de que es lo que nos da identidad y base a nuestro crecimiento económico. Por lo tanto, la planeación de nuestro desarrollo debe considerar las políticas públicas costeras en todos los ámbitos, partiendo del ordenamiento de su territorio.

Juntos debemos conocer y debatir ese ordenamiento general y los planes y programas locales. Juntos debemos determinar qué tipo de crecimiento queremos, y juntos debemos tomar el porvenir en nuestras manos. ¡Hacia un Quintana Roo ordenado y sustentable, juntos avanzamos!

El segundo objetivo estratégico es disminuir las desigualdades, por lo que estamos trabajando en tres estrategias. La primera está dirigida a combatir la pobreza y la marginación, porque la expresión más clara de la desigualdad es la pobreza. Por ello, hemos centrado nuestros esfuerzos para abatir las carencias de alimentación, salud, y educación; y mejorar las condiciones y servicios en la vivienda y la seguridad social.

En materia de nutrición infantil, ofrecemos desayunos a 65 mil niñas y niños en todo el estado. El servicio de alimentación en las escuelas de tiempo completo benefició a los alumnos de 140 escuelas. Otorgamos más de 92 mil despensas familiares, principalmente en la zona maya y en el sur del estado. Para el autoconsumo, en las zonas rurales, entregamos a productores paquetes de frijol, maíz elotero y sorgo.

Para disminuir las carencias en salud, el programa Médico en tu casa atendió a más de 50 mil personas, principalmente en diabetes, hipertensión y obesidad. Se afiliaron a más de 63 mil personas, y se reafiliaron a 73 mil en el Seguro Popular. Trabajamos intensamente en mejorar los servicios de salud en hospitales, clínicas y centros de salud; incrementamos sustantivamente el abasto de medicamentos. Hoy hay más médicos generales y especialistas, así como de personal de enfermería. Destaca la contratación de 10 especialistas en el hospital Kumate y de parteras profesionales certificadas en Carrillo Puerto.

Avanzamos en la detección temprana del cáncer de mama en las unidades médicas de Cancún y Chetumal, y en los servicios de atención integral al VIH en los hospitales de Felipe Carrillo Puerto y Playa del Carmen.

Este año acreditamos, ante la Secretaría de Salud, a casi 100 centros de salud, el Hospital Materno Infantil y el Hospital General de Chetumal. Aquí en Chetumal, será inaugurado en octubre el Hospital Oncológico, que contará con un moderno acelerador lineal para el tratamiento contra el cáncer. Además, este nosocomio será de alta especialidad, y brindará atención a las personas que hoy no cuentan con un sistema de seguridad social.

Se equipó con tecnología de última generación el área de oftalmología del Hospital General de Playa del Carmen, se llevaron a cabo campañas de vacunación en todo el estado aplicando más de medio millón de dosis. Para atender el rezago quirúrgico, se llevaron a cabo diversas jornadas de cirugía, en las que se atendieron alrededor de 900 personas. Igualmente, se otorgaron más de 12 mil 500 consultas médicas de especialidad para personas vulnerables o desamparadas.

Por lo que respecta a la educación, por segundo año consecutivo, se apoyaron a 222 mil 600 estudiantes con paquetes de uniformes. De este universo, a 166 mil 700 alumnos de primaria se les benefició adicionalmente con mochilas y útiles escolares.

Además se contrató un seguro escolar para dar protección y atención médica en caso de accidente a 282 mil 700 alumnos de primaria y secundaria

Una prioridad es abatir el rezago educativo, para ello se puso a disposición de dos mil 500 jóvenes el modelo semiescolarizado en CONALEP, bachilleres y en el CECYTE.

Además, se fortaleció la modalidad de prepa abierta y en línea.

Para evitar la deserción se entregaron 45 mil 500 becas desde nivel básico a superior.

Hemos ampliado la infraestructura educativa. Construimos dos centros integrales de primera infancia en Bacalar y Villas Otoch en Cancún; 101 aulas, un laboratorio y seis anexos en 48 escuelas de nivel básico; 34 aulas, ocho laboratorios, dos domos y un taller, beneficiando a más de siete mil alumnos, en lo que corresponde a media superior; ocho planteles en Playa del Carmen, Chetumal, Cancún, Bacalar y Felipe Carrillo Puerto, en el nivel superior.

Dimos un gran paso con la inversión histórica realizada en infraestructura educativa en este año, que supera los mil millones de pesos. Ello permitió contar con los espacios educativos requeridos para que 11 mil niños de nuevo ingreso tengan la oportunidad de estudiar. Sabemos que aún falta mucho por hacer por lo que seguiremos en ese rumbo para que en Quintana Roo nadie se quede sin estudios.

En materia de vivienda, se apoyó la construcción de mil 300 pisos firmes y se entregaron siete mil 785 láminas para beneficiar la salud de los habitantes y su protección ante fenómenos meteorológicos. Se entregaron 722 viviendas nuevas, principalmente a mujeres jefas de familia.

Entregamos mil 352 títulos de propiedad en beneficio de cinco mil 408 habitantes, en los municipios de Benito Juárez, Cozumel, Isla Mujeres, Othón P. Blanco, Puerto Morelos, Solidaridad y Tulum. Otorgamos subsidios para la adquisición de terrenos a mil 214 habitantes. Se inició el programa de lotes con servicios en 880 lotes en Othón P. Blanco y Cozumel.

De igual forma, se apoyaron a dos mil 940 familias con estufas ecológicas, y entregaremos cuatro mil más. Se gestionaron 54 proyectos para ampliar la cobertura de electrificación en apoyo de casi seis mil habitantes. Además, con celdas fotovoltaicas, se apoyará a ocho comunidades aisladas, llevando electricidad a mil 924 habitantes.

En infraestructura hidráulica, invertiremos 316 millones de pesos en obras de agua potable, drenaje sanitario, saneamiento y drenaje pluvial, beneficiando a 271 mil habitantes. En infraestructura urbana, invertimos más de 220 millones de pesos para adecuar vialidades, rehabilitar espacios públicos y mejorar la imagen urbana en 23 localidades, en beneficio de más de 25 mil habitantes. Pavimentamos colonias y localidades en Othón P. Blanco y Bacalar, beneficiando a más de 54 mil habitantes.

Nuestra segunda estrategia para disminuir la desigualdad es impulsar la equidad y justicia de género. Nos enfocamos a generar condiciones de equidad y protección para las mujeres e impulsar políticas públicas que incluyan el enfoque de género. Para ello implementamos una estrategia de promoción de los derechos humanos de las mujeres Se apoyaron a 30 mil 500 mujeres con conferencias y capacitaciones en materia de derechos, programas de apoyo social e igualdad laboral, así como prevención de los padecimientos que más les afectan.

Se respaldaron a 741 mujeres con orientación jurídica gratuita Institucionalizamos el Programa para la Prevención y Atención de la Violencia de Género, otorgando terapia psicológica a 736 mujeres y 89 niños; impartimos talleres en materia de prevención y atención integral de la violencia de género en el sector público; promovimos la iniciativa de reforma de la ley para prevenir y erradicar la violencia entre estudiantes y la propuesta del Programa Estatal para Prevenir, Atender, Sancionar y Erradicar la Violencia contra las Mujeres.

Operamos el refugio y abrimos el albergue para brindar alojamiento, protección temporal y servicios especializados de atención para mujeres en situación de violencia extrema; pusimos en marcha la campaña Corazón Azul para proteger y ayudar a víctimas de trata, que se complementó con un protocolo de atención a víctimas; operamos tres centros de desarrollo para las mujeres en Felipe Carrillo Puerto, Lázaro Cárdenas y Tulum.

Se lanzó la aplicación móvil gratuita “No estoy sola”, que avisa de situaciones de emergencia vía un teléfono inteligente; impulsamos el transporte seguro para mujeres, por medio del “Taxi naranja”, capacitando a mil 164 choferes en materia de género y prevención de la violencia contra las mujeres.

Con estas acciones hemos dado respuesta a la declaratoria de Alerta de Género contra las Mujeres en Benito Juárez, Cozumel y Solidaridad emitida por la CONAVIM. Las mujeres en Quintana Roo son nuestro mayor activo. Tenemos claro el deber que tenemos de generar un contexto de equidad y protección para todas ellas.

Finalmente, para disminuir la desigualdad, la tercera estrategia está dirigida a fortalecer la vida colectiva y participativa de la sociedad, con un gobierno cercano. El trabajo realizado el DIF juega un papel toral. Agradezco a mi esposa, Gabriela Rejón por otro año de trabajo y apoyo. Muchas gracias Gaby como persona, esposa y presidenta del DIF; agradezco tu tiempo y entrega porque la familia siga siendo el centro de la sociedad.

Para prevenir el suicidio, se capacitaron a mil 374 docentes, padres de familia y funcionarios, y se dieron dos mil 300 servicios de psicoterapia. Como medida de inclusión, se adaptaron 28 unidades de transporte para el traslado de personas con discapacidad. Por vía de la adopción, se incorporaron a la vida familiar a 20 niños. Con el fin de dar un espacio seguro y digno a niños migrantes, se inauguró la Casa para Menores Migrantes. Atendimos a 311 personas en las Casas de Día del Adulto Mayor.

Para reconstruir el tejido social impulsamos el arte por medio de actividades que fomenten la sana convivencia y la integración familiar. También desarrollamos proyectos culturales y trabajamos en el fomento a la lectura en comunidades y colonias populares. Realizamos presentaciones artísticas, muestras de cine y teatro. De manera permanente, realizamos los sábados culturales y artísticos “Noches de Payo Obispo” en la Explanada de la Bandera en Chetumal.

Promovemos y apoyamos el trabajo de los artistas de diferentes disciplinas con exposiciones, cursos de verano, conciertos, obras de teatro, exposiciones, presentaciones de libros, festivales culturales y eventos de danza. Destaca la celebración del Día de muertos o Hannal pixán, que ha sido considerada por la UNESCO como patrimonio inmaterial de la humanidad.

Hemos solicitado que se declare a Tihosuco como zona de monumentos históricos protegidos para que esta comunidad tan importante en nuestra historia sea sujeta de restauración, conservación y protección.

Otro elemento de cohesión y encuentro social es el deporte. Este año participaron más de 103 mil personas. Entre ellos, destaca la formación física de más de 67 mil niños, jóvenes, adultos, adultos mayores y personas con discapacidad.

Realizamos la “universiada” en su fase estatal, impulsamos las ligas permanentes y los juegos autóctonos tradicionales, donde participaron más de tres mil400 jóvenes. Profesionalizamos el deporte capacitando entrenadores.

En el Centro Estatal de Alto Rendimiento, albergamos a 72 niños y jóvenes para apoyar su desempeño. Nos vestimos de gala al ser sede de 10 disciplinas de la Olimpiada Nacional y Nacional Juvenil 2018. En la Olimpiada Nacional, nos posicionamos en el lugar número 10 con un total de 109 medallas.

Entregamos estímulos a 158 medallistas y deportistas de alto rendimiento y a 40 entrenadores a través del Premio Estatal del Deporte. Aquí nos acompañan jóvenes medallistas de la Olimpiada Nacional y los Juegos Centroamericanos. Son un orgullo para todos y un ejemplo para los niños de Quintana Roo. Démosles un gran aplauso.

No sólo en el deporte destacan los jóvenes quintanarroenses. Con el Premio Estatal de la Juventud, se reconoció a jóvenes cuya conducta y dedicación al trabajo, el estudio y la labor comunitaria han sido destacables y ejemplos de superación personal

Establecimos albergues para capacitar a jóvenes de escasos recursos que provienen de comunidades rurales; se instaló el primer Consejo Estatal de la Juventud, y expedimos la tarjeta Código joven para obtener beneficios que ofrecen instituciones públicas y empresas privadas.

Para apoyar a las comunidades indígenas, rehabilitamos el 21por ciento de los cuarteles, así como el 90 por ciento de los cinco centros ceremoniales de los dignatarios mayas. Finalmente, para estar cerca de la ciudadanía, este año instruí para que las caravanas de servicios se llevaran a cabo dos veces al mes. Por esa vía, otorgamos más de 40 mil servicios en localidades rurales y en zonas urbanas marginadas. Llevamos a cabo audiencias públicas en las cuales serví de manera personal a mil 300 quintanarroenses, y los integrantes del gabinete atendieron a más de seis mil personas.

Disminuir la desigualdad, más que un acto de justicia social, es una decisión de convivencia y conveniencia colectiva. Es una garantía para vivir de manera armónica y en paz. ¡Para recuperar nuestra vida colectiva y solidaria, juntos avanzamos!

El tercer objetivo se refiere a generar justicia para todos y las primeras acciones se relacionan con el combate contra la impunidad y la corrupción, elementos esenciales de la desconfianza social y de la inseguridad.

En el combate frontal contra la corrupción, hemos integrado 253 investigaciones por posibles actos de corrupción en contra de servidores públicos del Estado. Efectuamos 40 auditorías al gasto corriente de las diferentes dependencias, entidades y órganos desconcentrados del Estado con un monto fiscalizable de siete mil 770 millones de pesos. Aunado a ello, se realizaron 22 auditorías de obras para la revisión de la aplicación de mil 314 millones de pesos para constatar su correcta aplicación, comprobación, registro y destino.

Con el laboratorio móvil se han realizado más de dos mil pruebas a 97 obras de los ejercicios presupuestales 2016 y 2017. El fin es revisar la calidad de los materiales que se utilizan en las obras que se construyen con recursos públicos.

Durante este año se ha sancionado a 47 servidores públicos, a los que se impusieron 73 sanciones, de las cuales 31 son inhabilitaciones, 11 suspensiones, tres destituciones, una amonestación y 27 multas por un monto de 12.8 millones de pesos.

En seguimiento a los procesos llevados a cabo contra funcionarios de la pasada administración por la venta de terrenos a precios subvaluados, se tienen embargados 223 predios y se han recuperado 16 de ellos con una superficie de 12 mil 767 metros cuadrados, además de 51 millones 300 mil pesos en efectivo. Vamos por más, hay que recuperar lo que es de ustedes, porque no me canso de decirlo: en Quintana Roo, quien la hace la paga

Se ha vinculado a proceso a 23 imputados y se tienen dos sentencias acusatorias en contra de dos ex funcionarios públicos. Igualmente hemos tomado acción para combatir la corrupción cotidiana en la acción de gobierno. Para ello realizamos el diagnóstico tarifario de los trámites y servicios estatales con la finalidad de identificar cuáles deben de mejorarse, simplificarse o eficientarse.

Así se eliminó el cobro por el llamado “Permiso de transporte de carga y pasajeros que no ameritan concesión”, mismo que ahora sólo obliga a quienes realizan fletes como actividad económica, con lo que se ha erradicado una añeja práctica de corrupción y abuso de autoridad.

Se generó la aplicación para celulares del sistema “Tak Pool” para facilitar la denuncia ciudadana por actos de corrupción o ineficiente atención.

La segunda estrategia consiste en la transparencia en las acciones de gobierno y la rendición de cuentas. Para dar certeza y transparencia de las contrataciones y compras, implementamos sesiones públicas, donde participaron la sociedad civil organizada, los medios de comunicación y la población en general, mismas que fueron transmitidas en tiempo real a través de las redes sociales.

Esta práctica generó que el INAI, órgano federal encargado de velar por la transparencia en el país, reconociera al gobierno de Quintana Roo por sus prácticas innovadoras y transparentes.

Quintana Roo ha avanzado en la medición de índices de transparencia como el de disponibilidad de la información fiscal de las entidades federativas que evalúa regionalmente, en el cual pasamos del lugar 22 en 2016 al 13 al cierre del ejercicio de 2017, y para el presente año ya ocupamos la posición número cuatro.

En el mismo sentido, en la evaluación del índice de calidad en la información que reporta los recursos federales transferidos a los estados, que evalúa la Secretaría de Hacienda federal, hemos avanzado consistentemente hasta que alcanzamos el primer lugar en el primer trimestre de 2018.

Además, somos la primera entidad federativa que está trabajando en la implementación de estándar de datos de contrataciones abiertas, norma que permite presentar en medios electrónicos y, bajo formatos estandarizados, los procesos de adquisición de bienes y servicios públicos.

De igual forma, hemos eficientado las compras de gobierno mediante procesos consolidados de los productos de uso común de todas las dependencias y entidades.

Recibimos la administración con tres líneas de productos que se consolidaban. Hoy las ampliamos a 18, lo que ha permitido ahorros y activar la economía local pues el 74 por ciento de los contratos están siendo abastecidos por proveedores del estado.

Estamos avanzando en generar la confianza en la ciudadanía respecto del manejo de los recursos públicos a la vez que impulsamos una cultura gubernamental de transparencia y rendición de cuentas, que presentaba los peores niveles al principio de la administración.

Para lograrlo, se adicionaron al sistema electrónico de recepción de declaraciones patrimoniales los módulos para declaración de posible conflicto de interés y el de comprobación de la declaración fiscal anual, lo que permitirá mejorar la vigilancia en la evolución patrimonial de los servidores públicos.

Consolidamos la herramienta de comisiones abiertas en la que los servidores públicos, publican, en tiempo real, los viajes de comisión que realizan, sus actividades y resultados así como el gasto que ellas suponen.

Se instaló el observatorio de compromisos y políticas públicas, con 14 comisiones especializadas, las cuales han definido, de manera conjunta entre servidores públicos y representantes sociales y académicos, las actividades necesarias para dar cumplimiento a los 76 compromisos adquiridos durante la campaña con la sociedad civil organizada.

Por otra parte, avanzamos en la generación de un marco normativo con miras a fortalecer la transparencia y rendición de cuentas. Se han publicado el Código de ética, el Código de conducta, las Reglas de integridad, el Reglamento de la ley de las entidades de la administración pública paraestatal y Guías para la integración del expediente unitario de contratación.

Durante el año de 2016, el poder Ejecutivo del Estado recibió un total de 635 solicitudes de información de transparencia, para el 2017 se incrementó el número de solicitudes a tres mil 767 y, en lo que va del 2018, se han atendido un total de cuatro mil 257 solicitudes, lo que demuestra una mayor participación de los ciudadanos.

Finalmente, se ha capacitado y asesorado a 13 mil personas para que constituyan 444 Comités de Contraloría Social con el fin de que sean los propios beneficiarios los que den seguimiento al ejercicio de los recursos públicos.

La tercera y última estrategia se refiere a trabajar intensamente para recuperar la seguridad y vivir en paz. La manifestación más perversa de la impunidad y la corrupción heredada que combatimos es la inseguridad en que hoy vivimos. La magnitud del problema que enfrentamos es insospechada y requiere una visión integral. Ni siquiera pueden resolverla los tres órdenes de gobierno juntos. Requiere también de la participación estratégica de los responsables de la procuración y de la impartición de justicia estatales y federales, los Congresos local y federal, los medios de comunicación y la sociedad en su conjunto.

Estamos proponiendo enfrentarla con un plan que contemple seis ejes clave. Uno es la prevención en su más amplio sentido, donde participen los gabinetes sociales de los tres órdenes de gobierno. Dos: vigilancia y contención. Tres: procuración de justicia, Cuatro: impartición de justicia Cinco: reclusión, intra y extra muros. Seis: reinserción social, incluyendo la atención a la víctima y su familia

La lucha contra la inseguridad, que hemos emprendido, debe partir del trabajo conjunto de todas las fuerzas democráticas. En la parte que nos corresponde, ya estamos operando una estrategia en materia de prevención del desorden, la violencia y la delincuencia, la cual representa una actividad eficaz por su fuerza colectiva ciudadana que da vida institucional al modelo de prevención en Quintana Roo.

Hemos puesto en marcha un programa específico que aborda esta problemática desde el punto de vista de la seguridad humana, que traslada el foco de la atención de los efectos hacia las causas. Estamos actuando en los factores de riesgo social, económicos y de los entornos comunitarios que orillan a una persona a delinquir. La idea central de esta propuesta es otorgar de manera integral un paquete de ayudas y acciones sociales que conformen un piso básico de bienestar.

Esta estrategia se complementa con actividades culturales y deportivas, capacitación en oficios y la entrega de información para prevenir fenómenos como las adicciones, la desnutrición o el suicidio.

Con este programa estaremos rescatando los espacios públicos en los que hoy la gente se reúne como las estancias, los albergues, los talleres, las casas de cultura, los domos y los comedores comunitarios. En estos espacios, buscaremos generar lazos comunitarios y de apoyo para que sean lugares de convivencia, refugio, esparcimiento y aprendizaje, especialmente para los niños y jóvenes quintanarroenses.

En este programa están actuando, de manera transversal, más de 30 instancias de gobierno y las acciones coordinadas suman más de 140. De muchas de ellas he dado cuenta en este informe. Estamos ciertos que prevenir es protegernos.

En la parte de vigilancia y contención, seguimos fortaleciendo la Secretaría de Seguridad Pública, que nos entregaron totalmente desmantelada y sin recursos. Hemos incrementado nuestra policía estatal ubicándola en toda la geografía del estado donde antes no estaba. La dotamos de equipamiento y la capacitamos en el amplio respeto de la justicia y los derechos humanos.

Una acción fundamental es la colaboración con la Secretaría de la Defensa Nacional, financiando la construcción de la base de policía militar que se ubica en los límites de Benito Juárez e Isla mujeres, cuya presencia se extenderá por toda nuestra región, apoyando significativamente en lograr la paz que ha sido trastocada y que tanto anhelamos.

Hemos iniciado la instalación en Cancún de un moderno sistema de video vigilancia de mil ochocientas cámaras de última generación que permitirán vigilar mejor la ciudad desde un moderno centro de inteligencia y comunicación (c5), cuya construcción está comenzando.

Para dignificar a nuestros policías, se han mejorado las condiciones laborales a través de un incremento salarial. Se les dotó de uniformes, equipo de protección y armamento a todo el estado de fuerza policial. También se incrementaron al doble los montos de los seguros de vida que se entregan por muerte natural y accidental a los policías.

Hemos avanzado en la certificación del estado de fuerza operativo, que cuenta con el perfil, conocimientos, experiencia, habilidades y aptitudes idóneas para la emisión del certificado único policial. Implementamos un programa permanente de capacitación a más de tres mil elementos. En promedio, cada policía recibió casi tres cursos, lo que permite asegurar que su desempeño será óptimo.

Hemos incrementado la plantilla operativa de la policía estatal, en un 11 por ciento, para brindar una mejor cobertura, sobre todo en Cancún, Playa del Carmen, Cozumel y Tulum, ciudades de mayor afluencia turística.

Se pusieron en marcha las bases de operaciones en los municipios de Tulum, Cozumel y Solidaridad, generando mayor presencia policial y una pronta respuesta a las llamadas de auxilio.

Trabajamos en coordinación y colaboración permanente con las instancias federales y municipales, y en particular con las fuerzas armadas: el Ejército Mexicano, la Armada de México y la Policía Federal, asumiendo con firmeza el estricto cumplimiento de la ley.

Aprovecho este momento especial para expresar a los representantes de las fuerzas armadas aquí presentes mi gratitud y reconocimiento por toda la labor que realizan en favor de nuestra comunidad.

Tenemos continuas mesas y reuniones de trabajo con representantes del empresariado y de la sociedad civil, a quienes agradezco su participación decidida y total.

Señoras y señores:

El combate contra la impunidad y la corrupción ha tenido alto costo, principalmente en la seguridad de los ciudadanos. Estoy consciente de que los esfuerzos en seguridad han sido insuficientes y los resultados no están a la altura de las expectativas ciudadanas, pero tengan la seguridad de que seguiremos trabajando todos los días, a toda hora, con todo nuestro esfuerzo, y con nuevas estrategias, para devolverle a todos los quintanarroenses el sentimiento colectivo de vivir en un clima de tranquilidad y convivencia armónica.

Requerimos la voluntad de todos para salir adelante. Sigamos luchando codo a codo para recuperar no sólo el clima de seguridad y paz que anhelamos, sino también una sociedad para nuestros hijos donde imperen la ley y la justicia para todos.

Todos estamos convocados.

¡Por un Quintana Roo justo y seguro, juntos avanzamos!

Estimados amigos:

Señoras y señores:

Nuestro gobierno se ha basado en la confianza y en cumplirle a la gente, porque en los próximos años el protagonismo de este esfuerzo colectivo beneficiará directamente a toda la sociedad. Si me permiten afirmarlo, a los poderes públicos nos compete servir con más modestia y mejor a la sociedad. Y para ello se necesita mucho diálogo, mucha tolerancia y comprensión de ambas partes y dejar de lado muchos prejuicios y soberbias.

Yo invito a toda la sociedad, dirigencias y servidores públicos en general, a asumir este compromiso. Por mi parte siempre estaré abierto a la crítica, a corregir los errores y caminar junto a la gente para trabajar todos los días como me lo inculcaron mis padres, para progresar, no para regresar a las viejas costumbres y malos hábitos de una política autoritaria e intolerante.

Tenemos muy claro y sabíamos que no iba a ser una tarea fácil, pero sólo con mucho trabajo, marcando rumbos, combatiendo de raíz la corrupción todos los días y con una buena administración de los recursos públicos.

La desigualdad disminuirá y se fortalecerá el sentimiento de inclusión social de un estado, en donde todos seamos iguales y donde nuestra gente viva mejor.

El compromiso de mi gobierno ha sido abrir, como nunca se había hecho en la vida institucional de nuestro estado, un amplio camino de oportunidades para todos, de libertades, de respeto a la ley y a la vida democrática.

Quizá para muchos aún le cuesta entenderlo, pero nuestro gobierno democrático es para todos, abierto, sin cortapisas, de consensos, de disensos, de construcción de una nueva política, porque los que estamos hoy aquí y quienes están allá afuera esperamos lo mejor de cada uno de nosotros, pertenecemos todos al mismo equipo: un equipo que ama a su tierra, porque queremos lo mejor para este Quintana Roo demandante, al cual le estamos inyectando, con nuestro trabajo diario, un rumbo.

Tengamos muy claro que es mucho más lo que nos une que lo que nos puede separar. Sólo alcanzaremos el pleno éxito si estamos dispuestos a seguir trabajando entre todos con ese propósito. Esta cooperación exige voluntad política y energía. Para ello debemos recordar que nuestro desarrollo no es más que un instrumento para mejorar la condición humana y el bienestar de nuestra comunidad.

En estos dos años se ha hecho mucho, pero nos esperan aún enormes desafíos. Vivimos un siglo que parece un verdadero amanecer día tras día. Por todas partes emergen nuevas demandas, nuevas maneras de trabajar, de comunicarse, de vivir, de hacer empresa, y nuestro querido Quintana Roo debe ocupar un lugar privilegiado en este escenario que surge ante nuestros ojos.

Los invito a desarrollar al máximo una generosidad social.

Tenemos que sacarnos esa enorme deuda de encima. Por eso tenemos urgencia. Por eso corremos y corro riesgos y por eso no dudamos y no dudo en ponernos grandes metas, ya que las urgencias nos obligan a metas ambiciosas.

Estoy consciente que necesitamos de la evaluación social, de reestructurar el gobierno, de que el recambio generacional no sea biológico sino de pensamiento y de lograr una plena reconciliación entre la sociedad y la política.

Hemos transitado juntos estos primeros dos años de gobierno, de recuperación de nuestra dignidad como sociedad. Hoy Quintana Roo cree en su futuro porque tiene rumbo y fortaleza. Ya lo he señalado en varias oportunidades. No estamos aquí para administrar la decadencia.

Decidimos acabar con años de abandono y rezagos y tenemos muy en claro que, a pesar de las piedras que nos ponen en el camino, no vamos a claudicar.

Hay todavía quienes no quieren que las cosas cambien, que se resisten y que ponen obstáculos, pero eso no nos desanima.

Trabajamos de sol a sol, aferrados a nuestras convicciones y a nuestros valores, convencidos de que vamos por el buen camino y brindando las posibilidades para que nuestras familias tengan una mejor calidad de vida de la que están llevando.

Yo seguiré aferrado a mis convicciones democráticas de trabajar para todos en el más amplio respeto por las libertades políticas y de expresión, las garantías individuales y los derechos humanos; por el combate frontal contra la corrupción, por la transparencia de las acciones de gobierno con un profundo sentido de responsabilidad y sin tener miedo a hacer lo correcto siempre en favor de Quintana Roo.

A dos años, juntos trabajamos, juntos avanzamos.

Muchas gracias.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *